El sistema de arranque Start/Stop se ha hecho habitual en la gran mayoría de nuevos coches.

El sistema de arranque Start/Stop se ha convertido en un formato de encendido de motor muy habitual en los nuevos modelos de vehículos matriculados en los últimos 3 años.

Es un sistema donde se busca el ahorro de combustible, donde el motor se para cuando el vehículo se detiene y arranca de nuevo cuando pisas el acelerador para iniciar la marcha.

Además, este sistema es muy cómodo para el arranque inicial, ya que no tienes que introducir la llave como antaño en la clavija.

Hoy en día los vehículo llevan incorporado llaves inteligentes con sistemas de detección de proximidad, que hacen que no tengas que sacar la llave del bolsillo o del bolso para abrirlo.

Incluso, los sistemas de apertura se están modernizando, y están llegando los modelos que abren sus puertas con el propio dispositivo móvil.

Auténticas maravillas técnologicas que analizaremos y veremos su fiabilidad, complejidad y, sobre todo, seguridad.

Pero, volviendo al sistema de arranque Start/Stop, hay que ver los problemas reales de estos sistemas, y si realmente las marcas de vehículos están acertando con esta decisión o no.

Los 10 problemas más habituales del sistema de arranque Start/Stop

Aquí os dejamos los 10 problemas más habituales que nos hemos encontrado en nuestro taller con estos sistemas de arranque Start/Stop:

Baterías grandes y múltiples

Los sistemas Start/Stop cuentan con diferentes baterías que pueden presentar fallos, pues son de vidrio agregado de ciclo profundo, lo que requiere de pruebas y cargadores.

HVAC

Al detenerse el motor, el sistema HVAC se encarga de analizar las temperaturas exteriores y del habitáculo para actuar en consecuencia, pudiendo mantener encendido el aire acondicionado o bombear refrigerante caliente hacia el núcleo del calentador.

Motor de arranque

Se trata de uno de los componentes del sistema que más probabilidades tiene de fallar ya que, a excepción de los Start/Stop de vehículos de alta gama que tienen un gran combo generador/motor entre el motor y la transmisión, el resto tienen un motor de arranque más grande que los convencionales y con un sistema de reducción de engranajes más bajo, para reducir el desgaste de los cepillos y rodamientos.

Sensores

Este tipo de tecnología implica también un mayor número de sensores que analizan factores como la humedad o temperatura del habitáculo o la posición del cigüeñal para determinar qué sucede en el siguiente semáforo. Así, los fallos en sensores son un reto para los profesionales del taller, que deberán dominar el bus de comunicación de datos en serie y diagnósticos eléctricos.

Aceite de motor

Este tipo de sistemas lleva al límite no sólo a algunos componentes, sino también productos como el aceite del motor, que deberá proteger el árbol de levas, el cigüeñal y los cojinetes durante la operación de parada y arranque. Los vehículos modernos también incorporan bombas eléctricas, acumuladores y válvulas para mantener el flujo de aceite y evitar que se drene, componentes todos ellos que pueden sufrir averías.

Gestión de batería

Los sistemas Start/Stop pueden provocar que salte el testigo de indicador de batería baja, pues tienen tres formas de medir su salud: a través del voltaje que proviene de la batería, por medio de la corriente y las cargas en la batería con devanados de bobina, como una abrazadera de corriente en el cable positivo de la batería y, por último, con la temperatura de la batería directamente o a través de los PID de datos para temperaturas debajo del capó.

Sensor del pedal de freno

Aunque puede haber variaciones en función de la marca del coche, los sistemas Start/Stop funcionan cuando el conductor mueve el pie del pedal de freno al del acelerador. Los problemas en el sensor del pedal de freno afectan.

Transmisión

La bomba de transmisión detrás del convertidor de par deja de girar y la presión de la línea cae cuando el motor se detiene, un componente que en caso de fallo impedirá el funcionamiento de la transmisión. Lo mismo ocurrirá si falla el acumulador adicional para mantener el fluido de la transmisión bajo presión.

Motor

Los motores de los vehículos con Start/Stop cuentan con sensores de posición muy evolucionados, de forma que el motor de arranque pueda tener una vida útil más duradera. Así, el sistema se vale de los cilindros que están hacia abajo para que, cuando el motor necesita arrancar, se inyecte una pequeña cantidad de combustible y se encienda el motor.

Sistema de enfriamiento

Muchos de los Start/Stop actuales cuentan con una bomba de agua auxiliar para trasladar el refrigerante en el bloque, la cabeza y el núcleo del calentador.

 

 

 

Puedes leer más de nuestras noticias, consejos y novedades pinchando este link