¿Tienes un coche antiguo y no sabes qué hacer con él? ¿Te apasiona el mundo de los coches clásicos? ¡Hoy es tu día! En este blog te damos algunas pinceladas de cómo restaurar un coche antiguo. Eso sí, no te olvides que nosotros somos un equipo especialista en reparación y restauración de coches clásicos. Así que podremos ayudarte en todo lo que necesites.

Atrás quedará tu coche viejo y oxidado para ver una joya con mucho potencial.

 

¿Empezamos?

 

Aspectos a tener en cuenta para restaurar un coche antiguo

 

No todos los coches tienen las mismas características, unos están más deteriorados que otros. Por ello, deberás tener en cuenta en qué estado se encuentra tu vehículo. Esto facilitará tu punto de partida por el que empezar con la restauración de tu coche.

Desde Sánchez Martí queremos exponerte los siguientes casos:

  • Coche con buen estado de conservación
  • Coche original o restaurado
  • Coche en funcionamiento pero que requiere trabajo
  • Coche incompleto
  • Coche muy deteriorado o de desguace

¿Actuarías igual en cada uno de los coches anteriormente citados? ¿Verdad que no? Efectivamente, no se actúa de igual forma ni parecido. Mientras que en unos solo necesitarás invertir el menor tiempo posible, es probable que otros necesites el doble o incluso que solo los puedas utilizar como método de reciclaje de piezas.

 

coche antiguo

 

Tipos de restauración

 

Una vez valorado el estado del vehículo que quieres restaurar, llega el momento de valorar el impacto económico que supondrá a tu cartera o el tiempo que supondrá dicha reparación. Podríamos diferenciar entre cuatro tipos de restauración:

  • Restauración para concurso. Este tipo de trabajos requiere una fuente de financiación muy potente. El vehículo sufre unos “apaños” más específicos. En este caso se desmonta por completo, pieza a pieza, cambiando cada tornillo y remache. Además, se revisa toda su mecánica y se lleva a cabo un estudio histórico del modelo para que su resultado sea óptimo y lo más parecido a la versión original.

 

  • Restauración integral. Por regla general suele ser el tipo de restauración en vehículos más utilizado. Por nuestra labor como especialistas en reparación y restauración te diremos que es importante que sepas que esta opción es la adecuada cuando el vehículo tiene daños de carrocería importantes y debe ser reconstruida al completo. Algo que puede ser muy parecido en cuanto al aspecto mecánico.

 

  • Restauración externa e interna. Con esta medida mejorarás el estado general de chapa y tapicería.

 

  • Restauración funcional. Se trata de la restauración más rápida de las cuatro mencionadas. Además, también es la más económica. En este caso, el coche solo requiere de ajustes mecánicos en frenos, suspensión, dirección y carburación, entre otros. Simplemente con un único objetivo, que se pueda utilizar el vehículo.

 

coche antiguo

 

Ahora que sabes un poquito más sobre la restauración de coches antiguos, ¿te animas a restaurar el tuyo? Ponte en contacto con tu taller de confianza Sánchez Martí, estaremos encantados de ayudarte.